Bienvenidos

Hola amigos.
Se que este blog probablemente no os interese mucho, y no creo que mucha gente lo lea.
Yo aquí iré escribiendo sobre cosas, temas y personas que creo que son necesario nombrar.
Espero que os guste las cosas que escribo y publico, y si es al contrario me gustaría que me lo comentarais, para mejorarlo.
Un saludo.
H.S

martes, 5 de abril de 2011

Es la rutina del día al día

Es un martes por la mañana, un día normal. El reloj marca
las diez y media. Echo un vistazo por la ventana, veo caminar a la gente, cada
uno con sus cosas, cada uno con su vida.
Veo pasar a una señora mayor, parece una mujer dando un
simple paseo. Camina lentamente, atenta a lo que sucede a su alrededor. De repente
se cruza con una chica joven, apuesta, con ritmo acelerado y libros en las
manos. Va escuchando música, inmersa en su mundo. Parece una estudiante que se
dirige a la universidad, a continuar con sus estudios.

Unos instantes después, aparecen un par de hombres,
vestido con chaqueta y acompañados de ese eterno maletín que siempre les
acompaña. Van fumando un cigarrillo cada uno, conversando sobre su vida,
sonriendo y hablando, con un paso relajado. Parece que se están tomando un
descanso antes de proseguir con su jornada laboral.

En la calle todo es un jaleo, los coches vienen y van, de
vez en cuando pasa un autobús o una moto rompiendo la monotonía de los
vehículos particulares.

El ruido es el propio de una ciudad en día laboral, donde
es difícil encontrar un sonido relajante.

Hoy, como ya he dicho, es martes, un día importante para
unos, un día mas para otros.

Yo veo a la gente pasar, cada uno tiene su vida, sus
pensamientos. Pasan personas completamente distintas, no se dan cuenta de todo
lo que tienen a su alrededor.

Es la rutina del día a día, que te aleja de la realidad,
estas tan preocupado de tus cosas que no miras más allá de ti mismo.



Uno cuando camina por la calle no se para a pensar en esa
persona ajena a ti, que camina delante o detrás de tuya. Esa persona tiene su
vida, su familia, sus amigos…; esa persona piensa y siente las cosas, posiblemente
no lo haga de la misma manera que tú, pero lo hace; esa persona que tiene su
propia vida, como tú tienes las tuya.

Con todo eso te das cuenta de lo insignificante que eres
en este mundo, y esto te hace ver que todas las personas son igual que tú, por
ello nos tenemos que respetar.

Deberíamos ser más humildes, deja de lado esa
prepotencia, ese desprecio que podamos tener hacia los demás, y hacer de
nuestra vida y persona la mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario